Tras el fracaso en el Consejo del Salario, el gobierno de Mauricio Macri dispuso un aumento de manera unilateral y por decreto en el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) del 35% que se pagará en 3 cuotas consecutivas en agosto, septiembre y octubre.

En un contexto marcado por la brusca suba de alimentos, el SMVM pasa de lso 12.500 pesos en la actualidad, a los 16.875 pesos para el mes de octubre.

De esta maner, los aumentos de los tres tramos se darán de la siguiente manera: 12% en agosto, 13% en septiembre y 10% en octubre.

Sin embargo, con este aumento apenas se cubre la mitad de la Canasta Básica Total, que marca el umbral por debajo del cual una familia se encuentra en la pobreza.

Por su parte, el incremento dispuesto por la CGT y las dos vertientes de la CTA planteaban pomo piso para el SMVM el equivalente a la canasta familiar de pobreza del INDEC, valuada en 31.148 pesos. Es decir, pedían un incremento de casi el 150%, muy lejos del 35% finalmente otorgado.

"Esto queda abierto a nuevas convocatorias. No nos conformó este valor", aseguró el referente de la CGT Héctor Daer tras la reunión que tuvo lugar en la secretaría de Trabajo.

Daer reclamó un "cambio de modelo económico; hay que recomponer los salarios", y descartó que la CGT vaya a tomar medidas de fuerza a pesar del desacuerdo con el Gobierno en torno al SMVM.

Por su parte Hugo Godoy, de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que también participó de la reunión aseguró: "Nuestro reclamo no fue contemplado. Los estatales no tendrán bonificación. Ni los empleados provinciales, ni los municipales".