Después de que el ministro Martín Guzmán descartara el desembolso del IFE 4 antes de fin de año, el Gobierno nacional estudia el lanzamiento de otras ayudas a los sectores de menores ingresos en lo que queda de noviembre y, fundamentalmente, diciembre.

Una de las iniciativas que tomó impulso se trata de la entrega de un "bono especial" de fin de año destinado a los actuales beneficiarios de la AUH. La medida está siendo analizada en conjunto entre las autoridades de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), encabezadas por María Fernanda Raverta, y las de Hacienda.

En tanto, el Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo, anunció la duplicación de la Tarjeta Alimentar y el lanzamiento del Programa Potenciar Inclusión Joven, destinado a la población de entre 18 y 29 años, una de las más afectadas por la pandemia.

El ministro Guzmán explicó los motivos de por qué no habrá un IFE 4 antes de fin de año en el contexto actual, pero reconoció que la situación podría revisarse si hay una segunda ola de coronavirus como en Europa.

“Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad. Por eso nosotros vamos manejando los tiempos. Entendiendo que hay una situación muy dura, pero que también hay equilibrios que hay que mantener. Por ahora no hay IFE 4 pero nos guardamos cierto grado de flexibilidad por si la pandemia vuelve a pegar la vuelta como pasó en Europa”, remarcó.

No obstante, anticipó que esas medidas se van a ir reemplazando por otras al mismo tiempo que se van a potenciar los planes que existían antes de la pandemia, como la Asignación Universal por Hijo. “Buscamos focalizar la ayuda en los sectores que más lo necesitan”, remarcó.

Además del "bono especial" en estudio, la Anses anunció en las últimas semanas la ampliación de la AUH a un millón de chicos y chicas que no estaban siendo alcanzados por la prestación. La medida llevará de 4.200.000 a 5.200.000 los menores beneficiados. Al mismo tiempo, se comunicó que el 20 por ciento de la Asignación que depende del cumplimiento de las condicionalidades de educación y salud para su cobro, este año será liquidado a todos.