Este jueves el juez federal Julián Ercolini sobreseyó a la ex presidenta Cristina Kirchner por inexistencia de delito en la causa que investigaba el hallazgo de un bastón presidencial. El mismo fue encontrado en el allanamiento a su casa en El Calafate, Santa Cruz, dictado por del juez federal Claudio Bonadío.

 Además, Ercolini ordenó devolverle el bastón a la ex mandataria. El hecho investigado "no encuadra en una figura penal", concluyó el juez al sobreseer a la actual precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos.

El bastón presidencial había sido secuestrado por orden de Bonadío en un allanamiento en la causa de las fotocopias de los cuadernos de la corrupción. El magistrado realizó una denuncia penal aparte "bajo la sospecha de que se trataba de aquel que utilizó el ex presidente Arturo Frondizi, perteneciente al Museo de Casa de Gobierno", y que había sido sustraído.

La investigación quedó a cargo del juez Ercolini, quien la delegó en el fiscal federal Jorge Di Lello. Según detalló el portal Página12, en la pesquisa se estableció que el bastón "es aquel que fuera donado por los familiares del ex presidente (Héctor J.) Cámpora al ex presidente Néstor Kirchner, y en consecuencia, no sería aquel sustraído al Estado Nacional", concluyó Ercolini en su fallo conocido hoy.

Además, remarcó que "los ex funcionarios nacionales Jorge Taiana y Alberto Fernández, asistentes al acto celebrado el día 28 de diciembre de 2006, en el que el ex presidente de la Nación Néstor Kirchner recibió los atributos presidenciales donados por los familiares del también ex mandatario Héctor Cámpora", declararon como testigos y reconocieron el bastón en fotografías. Además, ratificaron que se trató de un "regalo personal".

Ercolini hizo lugar a un pedido de sobreseimiento presentado por la fiscalía y archivó el caso.