La Oficina Anticorrupución investigará una posible evasión fraudulenta en el fideicomiso ciego de Mauricio Macri y no descarta una denuncia penal. Es tras el descubrimiento de la Inspección General de Justicia (IGJ) de transferencias ilegales por $54 millones al instrumento creado por el expresidente, tras haber quedado involucrado en el escándalo de los Panamá Papers.

Este viernes, el organismo que conduce Ricardo Nissen enviará el expediente completo a la OA, que dará inicio a la pesquisa administrativa. 

Según trascendió no descartan que detrás de las transferencias ilegales se hayan escondido movimientos de lavado de dinero, teniendo en cuenta que se trata de un fideicomiso en el cual se habría pretendido deliberadamente ocultar ganancias con transferencias que tuvieron origen en una firma en la que la esposa de Macri, Juliana Awada, era accionista, reseñó Télam y el portal Política Argentina. 

El fideicomiso ciego fue creado por Macri en 2016 con el supuesto objetivo de transparentar el manejo de su patrimonio. Ocurrió luego de que su nombre apareciera vinculado a cuentas offshore en el escándalo global de los Panamá Papers, a pocos meses de iniciar su mandato. Sin embargo, ahora se investigan sospechosas transferencias millonarias. Además, hay dudas sobre si el ex mandatario puso en el fideicomiso su verdadero patrimonio, calculado en varias veces el monto que decidió poner bajo esa figura legal.