Sin dudas, la noticia del día fue la publicación del artículo de la prestigiosa revista científica The Lancet, que arrojó una eficacia del 91,6 por ciento de la Sputnik V ante el Covid-19. Los resultados publicados por la revista británica entierran los falsos argumentos que varios dirigentes del macrismo, en consonancia con periodistas del Grupo Clarín, esbozaron para generar desconfianza en torno al acuerdo del gobierno nacional para la llegada de las dosis de la vacuna rusa.

Una de las voces que despotricó contra la vacuna rusa Elisa Carrió, quien llegó a afirmar que la adquisición de la Sputnik V “fue un negocio entre Cristina Kirchner y los rusos”. A pesar de formar parte de los grupos de riesgo, con sus 64 años, la ex diputada dijo que “ella jamás se pondría la vacuna porque no hay información clara”.

Incluso, la líder de la Coalición Cívica llegó a radicar una denuncia contra el ministro de Salud Ginés González García y también contra la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), el organismo que aprobó el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V, por “envenenamiento a la sociedad”. ¿Qué dirá ahora Carrió a partir de la publicación de la revista británica?

Otro de los apuntados en las redes sociales por ser uno de los mayores detractores de la vacuna rusa fue el periodista de TN y médico Nelson Castro. Desde que se conoció el acuerdo entre el gobierno argentino y la Federación Rusa, se dedicó a fustigar contra la adquisición de las dosis de la Sputnik V.

Por otra parte, la diputada nacional de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña estuvo en el centro de la escena cuando la semana pasada argumentó que el problema de la documentación sobre Sputnik V estaba escrita en ruso. “Toda una cuestión de fe. Sin conocer qué dice el informe, está en ruso (sic), ya consideran que existe evidencia científica. El gobierno debe abrir todos los datos sobre la autorización y sobre la información" expresó en sus redes sociales.

La lista sigue. La conductora televisiva Viviana Canosa, recordada por ingerir dióxido de cloro durante su programa, fue una de las caras visibles de la campaña anti vacuna. “Yo no me vacuno, ¿y vos?” publicó Canosa en sus redes sociales, sumándose a un hashtag repleto de comentarios en contra del gobierno de Alberto Fernández y la gestión del Frente de Todos.

“¿Quién se va a vacunar con lo que venga? Nadie. Es un poquito apresurado que los famosos digan: “Yo me vacuno”, sin saber si es segura, si funciona… No llegó todavía” fue otro de los comentarios negativos que realizó Canosa sobre el pronunciamiento de actores a favor de la campaña de vacunación.

Ante el respaldo de la comunidad científica a la vacuna rusa, los dirigentes y periodistas de la oposición mantienen un silencio hermético y aún no han salido a retractarse tras la fuerte campaña de desinformación y confusión que vienen protagonizando contra las medidas del gobierno ante la pandemia.