A casi un mes de iniciar el proceso de vacunación en Uruguay, Mercedes Sarrabayrouse, la única hija de Susana Giménez, recibió la 2da dosis de la Sinovac en el departamento de Maldonado. Y mientras espera su turno, la diva ya piensa en su regreso a la Argentina para retomar sus compromisos laborales con Telefe.

Según reveló un periodista uruguayo, se espera que la conductora sea inoculada a mediados de junio o, a más tardar, a fin de ese mes. Y ya inmunizada, estará lista para instalarse nuevamente en Buenos Aires, luego de un año viviendo en el país vecino, en el que tanto ella y su familia son ciudadanos. Además, se supo que su nieta, la modelo y diseñadora Lucía Celasco, viajó a Estados Unidos para hacer una campaña publicitaria y aprovechó para vacunarse en Miami.

Semanas atrás, Susana hizo polémicas declaraciones sobre la situación actual de Argentina. "Pienso que si esto tiene un arreglo, volvería. No quiero 'Argenzuela', no voy a volver a vivir en 'Argenzuela'", declaró la conductora. Y explicó los motivos por los que cree que Argentina se está convirtiendo en Venezuela: "La gente esta deprimida, no hay laburo y el trabajo es lo principal, no se puede vivir de un bono. Están acostumbrados a recibir y mendigar, y no es así". Además, señaló a que diferencia de generaciones pasadas, "se perdió la cultura del trabajo".

Más allá de su estadía en el país vecino, Susana aseguró que se mantiene informada con la realidad argentina. "Veo los noticieros y me parece irreal haber vivido una época fabulosa de la Argentina desde que era chica, con mis abuelos y mis padres, y la seguridad que había… cada vez que veo que matan a un tipo por el auto es como que me mataran a mí, no puedo creerlo", manifestó.

Además, luego de difundir accidentalmente un audio falso del Presidente, "Su" decidió borrar la aplicación de Twitter de su celular para evitar otro malentendido.  "Alberto creyó que yo había mandado un tuit falso, yo no lo había mandado, yo estaba leyendo otra cosa y apreté no se qué y voló el tuit. Soy un peligro. El Twitter ya lo voy a cerrar porque además es muy agresivo, se leen cosas feas y aparte a cada rato me mando una", explicó y reconoció que no se lleva bien con la tecnología.

Fuente: El Destape