Vecinos y vecinas que habitan el Barrio Aeronáutico recibieron cédulas de notificación de desalojo con un plazo de cinco días, que vence mañana, para abandonar sus casas, al tiempo que son notificados con presencia de efectivos militares. Se trata de 140 familias de las 300 que viven en el barrio desde hace más de 20 años y se encuentran desesperadas.

El motivo que esgrime el Estado para desalojar a las familias es que esas viviendas serán afectadas a tareas de servicios.

La comunidad del lugar relaciona esta decisión con el Aeropuerto de El Palomar, que se encuentra en frente y que fue habilitado recientemente para vuelos internacionales. Germán Fraguera, vecino del lugar, afirmó en diálogo con el medio Primer Plano Recargado que detrás “hay un negocio inmobiliario millonario”.

El barrio fue construido en 1947 bajo la presidencia de Juan Domingo Perón e inaugurado en 1950 bajo el nombre de Barrio Obrero. Las familias que viven allí, pagan un canon a la Fuerza Aérea (alquiler y expensas) y ronda 7 mil pesos.

Mañana se cumplen los cinco días que les dieron de plazos a las familias y en el barrio reina el nerviosismo.