El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, pasó un incómodo momento en Tandil cuando docentes de esa localidad le pidieron por obras en la ciudad y que María Eugenia Vidal convoque finalmente a los gremios para resolver la paritaria de este año. 

La situación de la educación en Tandil es similar a la de otras localidades bonaerenses. La falta de presupuesto impacta sobre la infraestructra: según los docentes faltan partidas alimentarias, como también mesas y sillas para los alumnos. Además, reclamaron por las instalaciones edilicias reservadas para calefacción. El frío se hace sentir en las aulas. 

El otro reclamo que recibió Salvador tiene que ver con las paritarias que Vidal sigue postergando. Todavía no está resuelto de cuánto será el aumento salarial de este año, mientras las inflación llegó al 12% en la primera parte del año y sería del 27% para fin de año. Vidal había insistido con una propuesta de 15% sin cláusula gatillo.