Desde hace meses el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta mantiene un cruce con la Casa Rosada por la quita de un punto de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires a la administración bonaerense. Se trata de recursos excedentes que la Ciudad recibía por una decisión que Mauricio Macri tomó en enero de 2016, por decreto, un día después de anunciarse el traspaso de la Policía Federal a la CABA.

En este contexto, ahora el gobierno de Juntos por el Cambio autorizó un aumento desde este sábado de un 20% en los viajes en taxi, como parte de una suba escalonada estipulada por el Gobierno porteño para ese servicio, que prevé otro incremento de 20% en abril, en el marco de un paquete que incluye un ajuste del orden del 43% para el pasaje del subte y del 100% en el estacionamiento medido.

La suba del taxi fue publicada en el Boletín Oficial, a través de un decreto que advierte que "se observó una desactualización de la tarifa generada por los incrementos en los insumos y costos involucrados, lo cual repercute negativamente en la ecuación económica financiera de la actividad, elevando los costos y reduciendo tanto la calidad como la rentabilidad del servicio".

"Se detectó un atraso en las tarifas diurnas y nocturnas actualmente vigentes del servicio público en cuestión", informaron fuentes de la administración porteña, que señalaron que "el último aumento en el valor de la ficha de taxis fue en febrero de 2020, desde entonces el GNC aumentó 32%".

Puntualmente, en la primera etapa, que arranca a las 0 de mañana, el costo de la ficha diurna pasará de $5,95 a $7,10, la nocturna irá a $ 8,50 y la bajada de bandera a $71; mientras que para la segunda etapa, que regirá desde el 24 de abril, la ficha diurna tendrá un costo de $8,50, la nocturna $10,20 y la bajada de bandera $85.

Pero no solamente subirá el viaje en taxi. Para los próximos días, el gobierno de Rodríguez Larreta anunció que comenzará a aplicar una suba del 43% sobre el valor del pasaje del subte, que llevará la tarifa de $21 a $25,50 primero y finalmente a $30; mientras que para el Premetro será de $7,50 a $9,10, y luego a $10,70.

La titular de Subterráneos de Buenos Aires SE (Sbase), Manuela López Menéndez, explicó el incremento en la necesidad de tener que "actualizar la tarifa para seguir prestando un buen servicio al usuario y para lograr un equilibrio entre lo que el Estado aporta como subsidio y la sustentabilidad del sistema".

Otro de los aumentos previstos será del 100% del costo para estacionar en la vía pública de la Ciudad de Buenos Aires y llevará el valor de la hora de $15 a $30. Un aumento que pasará a valer el doble y no tiene ningún tipo de costo para el Gobierno. Es pura y exclusivamente un aumento injustificado del PRO para los vecinos de la Ciudad. 

Por último, se prevé que la Verificación Técnica Vehicular, que es obligatoria en el distrito para los autos de más de tres años y motos de más de un año, pase de un valor de $1.838 a $2.665 para los vehículos y de $691 a $1.002 para los rodados menores.