A menos de 48 horas de fin de año, el Gobierno de la Ciudad decidió realizar un tarifazo para el inicio de años, que impactará en las tarifas de taxis, subtes, estacionamiento y VTV. Desde la oposición porteña y también desde algunas centrales sindicales criticaron los incrementos en plena pandemia.

"Desde la CTA de la Ciudad de Buenos Aires rechazamos enérgicamente el anuncio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de aumentar entre un 44 y 100 por ciento en subtes, taxis, VTV, estacionamiento medido y multas de tránsito ya que muestra una vez más su decisión de configurar una ciudad para pocos y de ajustar hacia abajo", indicaron desde la central sindical, según consignó Página 12.

Y advirtió que habrá audiencias públicas antes de los aumentos: "Serán en enero. De consumarse las intenciones de Larreta el boleto de subte terminaría costando 30 pesos, con un incremento del 44 por ciento, y las tarifas para estacionar en CABA pasarían a 30 pesos, un 100 por ciento de aumento, mientras que la VTV, de carácter obligatorio, registraría un alza de 45 puntos porcentuales ubicándose en los 2665 pesos para autos y 1002 pesos para motos", advirtieron.

"La recaudación del Gobierno porteño, como lo dejó en claro el presupuesto aprobado con la mayoría automática de Cambiemos no va a la educación, a la salud o a la vivienda de quienes habitamos la ciudad. Tampoco a políticas de inclusión ni preventivas para garantizar la seguridad ciudadana. Lo único que parece no perder presupuesto para el ejecutivo capitalino es la publicidad que garantiza su blindaje mediático", agregaron. 

Por último, señalaron que “la política de Cambiemos es coherente con la construcción de una Ciudad para pocos, con privilegio del negocio inmobiliario por sobre las condiciones de vida de vecinos y vecinas como lo demuestra, entre otras cosas, el escandaloso intento de venta de la costa del río rechazada masivamente por los miles de ciudadanos que están interviniendo en la audiencia pública".

Desde la Legislatura también alzaron la vos. La legisladora del Frente de Todos Claudia Neira dijo que "Larreta nuevamente nos impone a los porteños un tarifazo cuando la economía empieza a reactivarse". Y agregó: "El aumento del subte muy por encima de la inflación esperada para el 2020 no hace más que reducir la capacidad de consumo de los porteños. Para peor, los que más lo utilizan son los trabajadores esenciales. Por ejemplo los trabajadores de la salud, que a su vez reclaman aumentos salariales ya que están congelados hace seis meses. Por otra parte, con la continuidad de Metrovias, seguiremos pagando más por el mismo mal servicio".

"También es muy fuerte el incremento en el estacionamiento medido, aunque no hayan habido aumentos en 18 meses como plantean desde el Gobierno porteño, la inflación no fue del 100 por ciento en ese período. Esto impacta aún más si se tiene en cuenta que el estacionamiento medido va a estar en prácticamente toda la Ciudad. Una doble forma de recaudación: aumenta la tarifa y la cantidad de personas que la pagan", explicó la legisladora.

Por su parte, el legislador del FdT Santiago Roberto consideró que "está claro que lo que más le interesa a Larreta es recaudar y con estos aumentos lo único que hace es seguir golpeando el bolsillo de las y los vecinos que están atravesando una crisis económica". "En lugar de generar medidas para darles un alivio, lanzan este paquete de aumentos que se suma al impuesto a las tarjetas de crédito y esto resulta totalmente regresivo", remarcó.