Luego de la brutal represión que se desencadenó contra trabajadores del Astillero Río Santiago hace unas horas en pleno centro platense, a unos metros de Gobernación, distintas voces de la oposición manifestaron su postura sobre lo sucedido.

Una de ellas fue la presidenta del bloque de senadores UC-FPV, Teresa García, quien denunció que “hace semanas que el gobierno se prepara para reprimir”. “En plena crisis económica, con despidos e inflación desbocada, el desenlace de hoy parecía escrito” sostuvo la legisladora quien se acercó a solidarizarse con los trabajadores.

“Llamamos a María Eugenia Vidal a la reflexión. Los bonaerenses no necesitamos palos y balas de goma. Necesitamos que ponga a las familias como la prioridad de su Gobierno" completó García en un mensaje dirigido a la gobernadora Vidal.

Por su parte, la titular del bloque de Diputados, Florencia Saintout, también repudió el accionar de la Policía Bonaerense. Cuando se desató la represión, la legisladora se encontraba en el Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata, a unos metros de las balas de goma y los gases lacrimógenos, donde despedían los restos de Chicha Mariani. “Este gobierno solo sabe de ajuste, represión e injusticias” afirmó Saintout.

La versión de un armado previo de la represión coincide con la lectura que hacen de los hechos los dirigentes del gremio ATE. Durante el acto que se organizó en plena calle tras los incidentes, su Secretario General, Oscar de Isasi, aseguró: “Esta represión fue pensada desde hace semanas. Había miles de policías dispuestos estratégicamente como si fueran romanos para cazar cristianos. María Eugenia Vidal es responsable de esta represión”.