Como pasó con la causa del dólar futuro, lo mismo ocurrió con la del Memorándum con Irán. Procesos largos, con mucha resonancia mediática, que tienen noticias "fuertes" en medio de elecciones, que terminan del mismo modo: la justicia ni siquiera lleva a juicio el expediente porque no existe delito. Debería ser un escándalo si se considera que ambas involucran a una de las principales dirigentes del país, como Cristina Fernández de Kirchner. 

Ahora, el fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal Javier De Luca desistió este lunes de apelar la decisión de cerrar por inexistencia de delito la causa por la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la Amia, en un dictamen entregado a la sala 1 del máximo tribunal penal federal del país.

En su dictamen, De Luca consideró que el hecho que se denuncia no puede “de ningún modo subsumirse en alguna de las conductas que el ordenamiento jurídico califica como delitos” y ante eso el “deber” de la fiscalía es “hacer cesar la persecución penal”, según el texto al que tuvo acceso Télam. Por esta causa, el fallecido juez Claudio Bonadio llegó a pedir la detención de Cristina. Bonadio operaba con Juntos por el Cambio hasta su muerte. 

El fiscal ante Casación resolvió así no mantener en esa instancia la apelación presentada por su colega ante el TOF8 Marcelo Colombo: De Luca entendió que debe quedar firme el sobreseimiento por inexistencia de delito dispuesto por el Tribunal Oral Federal 8 para todos los imputados en el caso, entre ellos la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el procurador del Tesoro, Carlos Zannini; y el senador Oscar Parrilli. También fueron sobreseídos por el TOF8 el actual embajador en Rusia, Eduardo Zuain; la exprocuradora del Tesoro Angelina Abbona; el secretario de Justicia, Juan Martín Mena; Andrés Larroque, Luis D Elía, Fernando Esteche, Jorge Khalil y Ramón Bogado. Zannini, D´Elía, Esteche, Khalil, y Bogado estuvieron presos mucho tiempo.