El Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Universidad Católica, difundió en las últimas horas las estadísticas en torno a la “pobreza multidimensional” del país, correspondientes al final de 2019, es decir al epílogo del mandato del presidente Mauricio Macri.

Los datos son contundentes: un 37,5 por ciento de la población urbana, que equivale a 15.750.000 personas, está en situación de pobreza, un 6 por ciento más que en 2018 y casi 8 puntos respecto del inicio del mandato de Macri, cuando era de 29,2 por ciento.

Los datos, en todo caso, son distintos a los que el mismo organismo difundió, en medio de polémicas, en 2018, y que adelantaban que el porcentaje de pobres era superior al 40 por ciento. Aquellos datos hablaban de “pobreza monetaria” y estos fueron formulados con otro sistema, reseñó AGENCIA PACO URONDO. 

Se trata de una metodología que contempla ingresos pero también la situación frente a otros derechos como acceso a alimentación, salud, vivienda, medio ambiente, educación, empleo y seguridad social.

Ese mismo procedimiento se llevó a cabo para calcular la pobreza “multidimensional” en los últimos ocho años, y constatar así que el país enfrenta los peores indicadores de la década. En 2010, la pobreza alcanzaba al 29,7 de los argentinos; en 2016, al 29.2, y, en 2018, al 31,4.

El informe subraya que si bien mejoraron algunos aspectos como el acceso a una vivienda digna y al medio ambiente saludable, cayeron los indicadores relacionados con alimentación, salud, empleo y seguridad social.

Eso se traduce, según el informe, en “las dificultades para el acceso a medicamentos y a la atención médica, y desde 2018 por el incremento de la inseguridad alimentaria severa, en un contexto de fuertes incrementos de los precios de medicamentos y alimentos y descenso del consumo en términos generales”.La UCA aseguró que Macri dejó casi 16 millones de pobres