El conductor Marcelo Tinelli apuntó contra el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien lo criticó como casi todo el país por montar un programa con 200 personas en vivo sin respetar distanciamientos ni protocolos mínimos.  

Sin embargo, visiblemente nervioso Tinelli se la agarró con Gollan: "El Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires habló de que no era buena imagen la que dio el otro día tanta gente en el estudio. Pero le quiero decir al Ministro que todos los cuadros que hicimos acá fueron grabados, no hubo 200 personas. Que lo diga la gente está todo bien pero ¿Qué lo diga el Ministro de Salud? Raro, raro”, señaló Tinelli, mostrando todo su enojo.

Tweet de Revolución Popular

En la misma línea siguió despotricando contra el ministro y el gobernador Axel Kicillof: "El Ministro de Salud seguramente se preocupa por esta imagen pero por ahí también te acordás que fue el ministro procesado, que había metido licitaciones que tenían unos kit medio truchos en el 2016. Después voy a hablar de él. ¿Daniel Gollán se llama, no? El ministro de (Axel) Kicillof”.

La referencia al "kit medio trucho" recuerda al kit Qunita, un programa estatal que durante el kirchnerismo asistió a familias con niños recién nacidos y que permitió bajar la mortalidad infantil. El fallecido juez macrista Claudio Bonadio montó una operación judicial contra ese programa público y procesó a ex funcionarios kirchneristas. La causa quedó en la nada.  

Tinelli que cenó hace varias semanas con Daniel Angelici, el consultor y operador Guillermo Seita y Juan Bautista Mahiques, muestra cómo -sin amigos en el Gobierno nacional- se acercó al aparato judicial que jugó para Mauricio Macri. Ahora reflota una denuncia de Graciela Ocaña que fue desestimada en la Justicia y que sirvió para la persecusión judicial contra exfuncionarios de Cristina.

En febrero de este año una pericia oficial demolió las acusaciones sobre el Plan Qunita, aquella iniciativa destinada a darle a cada madre de bajos recursos un kit para los primeros seis meses de vida de su bebé. Para sostener que hubo sobreprecios, el fallecido juez Claudio Bonadio se basó en un kit alternativo que presentó la diputada del PRO, Graciela Ocaña.