Increíble pero real. Cuando se cree que se ha leído todo, llega el Grupo Clarín para correr el límite de lo absurdo. El ensayista macrista Marcos Novaro celebró el acuerdo con el FMI, descartó que sea "impagable" y dijo que es un "alivio" para el país. 

"Es cierto, Macri nos dejó el “lastre” de una deuda con el FMI con plazos de vencimiento muy cortos. Pero si no lo hubiera hecho estaríamos hoy mucho peor", aseguró Novaro. "Estaríamos más cerca de perder definitivamente la condición de sociedad democrática y libre", agregó. 

Sin ponerse colorado, el intelectual de Juntos por el Cambio siguió: "Lo que le debemos al Fondo no es tanto un problema, sino un alivio. Porque es uno de los últimos lazos que nos mantiene unidos al mundo democrático y a las economías libres. Y es un recurso extremadamente valioso para que, en algún momento, se recupere la sensatez y sea viable una política más o menos razonable". 

La insólita argumentación se olvida que el préstamo con el FMI se tomó en 2018: ese año y el siguiente, cayó la economía y se multiplicaron la pobreza y la desocupación. El país terminó con "emergencia alimentaria".