En un año marcado por la pandemia, manteros coparon el barrio porteño de Flores con la esperanza de que las fiestas levanten sus ventas y su situacion de cara a las fiestas y se desató un enfrentamiento con los comerciantes.

Tras varios minutos de golpes y forcejeos, la Policía de la Ciudad tuvo que intervenir. Todo terminó con varios heridos que debieron ser trasladados a distintos hospitales de la Ciudad.

No era una sorpresa. Desde hace varios días se venían viralizando fotos de la avenida Nazca llena de personas haciendo compras sin distancia social y sin ningún tipo de protocolo. Pero en las últimas horas, se vivieron momentos de tensión luego de que se desatara una batalla campal entre comerciantes y manteros.

Ante esto, el personal de la Comisaría Vecinal 7 C de la Policía de la Ciudad tuvo que acudir a la intersección al cruce de avenida Nazca, entre Bogotá y Helguera, para poder dispersar y frenar el conflicto.

Hubo varios heridos y dos personas debieron ser hospitalizadas por lesiones con elementos contundentes: un comerciante que fue trasladado al Hospital Álvarez y un mantero debió ser atendido en el Durand.

Hay personas demoradas y la fiscalía actuante le tomará declaración a cuatro personas que estuvieron involucradas en el incidente.