La crisis económica golpea duramente a la industria que mes a mes se le torna más difícil hacerle frente a los tarifazos, la caída del consumo y aumento de costos producto de la devaluación e inflación.

Tal es así, que la planta Canale, de Lomas de Zamora, donde sus autoridades enviaron más de 100 telegramas de despidos originando la resistencia de los empleados del lugar que organizaron un acampe frente a la entrada del lugar.

Los trabajadores ya venían denunciando que llevaban tres meses sin cobrar su salario, sin obra social, sin ART, y, en la práctica, sin trabajo.

El acampe tiene como único objetivo: no permitir que las autoridades de la empresa no se lleven las máquinas que utilizan para trabajar, “Cumplimos horario para cuidar nuestra fuente laboral”,habían manifestado al portal Diputados Bonaerenses.

Los más de 100 trabajadores que pueden perder su fuente laboral, cuentan con más de 20 años de antiguedad y desde ayer comenzaron a recibir los telegramas de despido. El acampe se extendería si no reciben respuestas.