Luego de un año de tensiones finalmente el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, pudo desplazar a Gustavo Morón de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT). El hombre elegido para reemplazar al macrimo residual es Enrique Cossio, quien se desempañaba hasta ahora como responsable de la Unidad de Auditoría Interna (UAI) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Morón es allegado al intendente de Mar del Plata y ex ministro de Justicia y Seguridad de CABA durante los ocho años de macrismo, Guillermo Montenegro. Se trataba de uno de los pocos funcionarios macristas que sobrevivieron en cargos clave.

Desde ATE-SRT manifestaron su rechazo a ciertas actitudes de la conducción macrista. Una de ellas es que el superintendente se resistía a que el Covid-19 fuera reconocida como enfermedad laboral.

“Finalmente se le ganó la pulseada al macrismo residual encarnado por el contador Gustavo Morón, quien resistió al cambio de gestión pese a las reiteradas denuncias realizadas por la junta interna. La que tuvo más trascendencia en el último tiempo se relacionaba con la negativa del funcionario a que se incluya al Covid-19 como enfermedad laboral. La Junta Interna de ATE exige que este reordenamiento de fuerzas de la coalición del gobierno sea en pos de la reconstrucción del prestigio de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo”, comunicaron.

Fuente: Política Argentina