Faltan barbijos, alcohol en gel, guantes de látex, dispenser de jabón, antiparras, camisolines, termómetros. La enumeración la realizaron los trabajadores y trabajadoras del Hospital Durand, quienes se declararon en estado de “alerta y movilización ante la falta de insumos por la pandemia de coronavirus y el dengue”.

“La falta de insumos es terrible”, declararon ante los medios, y denuncian que no cuentan con materiales básicos como ropa de trabajo para administrativos, técnicos, camilleros y enfermeros.

La situación se da en un marco de avance del coronavirus, además de los brotes de dengue y sarampión que preocupan en la Ciudad de Buenos Aires. Ayer, durante la conferencia de prensa sobre medidas ante la pandemia, el jefe de Gobierno y su ministro de Salud, Horacio Rodríguez Larreta y Fernán Quirós, anunciaron que van a “duplicar las camas de terapia intensiva de todo el sistema para estar preparados ante un eventual aumento de casos” y que convocaron “a un primer grupo de 200 enfermeros recientemente jubilados para que aporten toda su experiencia a esta situación”. Pese a estos anuncios, desde el Durand advierten que no cuentan con los insumos básicos para enfrentar un panorama de riesgo.

Por otra parte, trabajadores del Hospital Argerich ya habían denunciado graves fallas en el protocolo que aplicó esa institución de dependencia de la Ciudad en el caso del hombre fallecido allí por coronavirus, única víctima fatal hasta ahora en el país. Advirtieron que entre las tres veces que el paciente fue al Argerich pasó no menos de diez horas en la guardia, en contacto directo con otras personas que estaban allí y sin las medidas correspondientes de aislamiento. Tampoco se dispusieron las decisiones de protección adecuadas una vez que fue internado, ni para los trabajadores ni para los allegados que fueron a visitarlo.

Fuente: Nueva Ciudad