Un grupo de trabajadores de Fabricaciones Militares de Villa María, encabezados por dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), esperaron en la puerta de un evento a la diputada Elisa Carrió para expresarle su descontento ante los contratados cesanteados durante los últimos años.

Luego de escuchar los reclamos de los trabajadores, la diputada Carrió le prometió a un delegado que iba a poner cartas en el asunto. "Si hago 3 mil kilometros es por la Repúlbica, no es por mí porque estoy jubilada" lanzó, y pidió la lista con "la constancia con los años de contrato" de los trabajadores "porque tengo que llevarsela al ministro". 

En ese momento, uno de los presentes frenó a Carrió. “Usted está en campaña y después no la vemos más. Dígale al presidente que si quiere que Fabricaciones Militares sea una sociedad del Estado, que lo haga como corresponde: que lo haga aprobar por el Congreso”. 

Carrió llegó a Villa María para participar de actividades políticas en el marco de la campaña para gobernador de Mario Negri.