La defensa de Marcos Córdoba, maquinista que conducía la formación del tren Sarmiento que desencadenó en la denominada "Tragedia de Once", presentó un escrito en el que reconoce haber anulado el dispositivo de freno. Primereando Las Noticias accedió al documento donde se puede ver ese fragmento de la declaración.

"Yo tengo responsabilidad, anulé el dispositivo, pero no lo hice a propósito, nunca imaginé que algo así iba a ocurrir", asegura Córdoba. 

Parte del texto fue publicado por el abogado Gregorio Dalbón en su cuenta de Twitter, quien al mismo tiempo exigió "verdad" para los familiares de las víctimas.

En diálogo con "Mañana Sylvestre" en Radio 10, Dalbón consideró que "las muertes del día 22 de febrero del 2012 le corresponden a quien desconectó el dispositivo, Marcos Córdoba". "No se le pueden cargar las muertes a ningún funcionario publico ni a ningún empresario. Si Córdoba no hubiera anulado ese freno el hecho no se hubiera producido", insistió el abogado.

"Ese acto que hace Marcos Córdoba y que reconoce, hace que reconozca su responsabilidad por anular ese freno para descansar la mano", remarcó Dalbón.

En febrero se cumplieron ocho años del hecho que terminó con 52 fallecidos y más de 600 heridos, en la terminal porteña de la Línea Sarmiento. Por el hecho, fue condenadas, con diferente grado de responsabilidad, 21 personas, entre ex funcionarios y empresarios.