Tras el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner que integraría la fórmula presidencial como candidata a vice de Alberto Fernández, los intendentes del peronismo bonaerense se reunirán esta tarde en la ciudad de Cañuelas para avanzar en el proceso de definición de la candidatura a la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Como se sabe, hay varios nombres en danza para competir con María Eugenia Vidal. Por un lado, suena el ex Ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof, quien viene recorriendo el territorio bonaerense, en especial en las ciudades del interior donde Cambiemos ha tenido buenos resultados.

Según distintas consultoras, el joven dirigente del kirchnerismo tiene una “buena imagen positiva” y arranca con un piso de intención cercano a los 30 puntos como candidato a gobernador.

A los “buenos números” del ex Ministro de Economía, hay que sumarle las señales de apoyo del actual candidato a presidente Alberto Fernández. “Es importantísimo ser fuertes en la provincia de Buenos Aires y ahí Axel está muy bien. Yo creo que no podemos privarnos de un candidato así", afirmó recientemente en declaraciones a El Destape.

Sin embargo, el tablero político se torna más complejo porque los jefes comunales, nucleados en el PJ, mantienen la pretensión de que sea un mandatario o mandataria quien encabece la fórmula en la provincia de Buenos Aires. En esa lista, están anotados Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora y Verónica Magario de La Matanza.

Según pudo saber este medio, el nombre del candidato o candidata saldrá por consenso y el conclave de hoy será para avanzar en un “criterio unificado del sector de los intendentes”. Aún resta que los demás dirigentes de la oposición muevas sus fichas luego de que la ex presidenta pateara el tablero político.

En ese esquema, varios intendentes miran a Sergio Massa. Esperan y operan para que el ex mandatario de Tigre decline su candidatura presidencial y juegue en la Provincia. Con esa estrategia electoral, compartida incluso por dirigentes de las segundas líneas del Frente Renovador, afirman que “es una fórmula infalible” para derrotar a Cambiemos en Nación y en territorio bonaerense, donde María Eugenia Vidal cosecha aún una mejor imagen que Mauricio Macri.