Luego de unas extensas vacaciones, el ex presidente mantuvo reuniones con dirigentes del PRO, entre ellos, intendentes del Conurbano que retuvieron sus municipios en las elecciones del año pasado.

La reaparición de Macri coincide con la vuelta al ruedo de la ex gobernadora, María Eugenia Vidal. En una disputa por el liderazgo de la oposición que toma temperatura, Vidal se mostrará junto a dirigentes de Cambiemos en Mar del Plata. Allí se reunirá con el presidente del bloque en Diputados, Maximiliano Abad y el intendente local, Guillermo Montenegro.  

El encuentro del ex presidente lo hizo público el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. “Hoy conversamos con Mauricio Macri sobre los desafíos del país y la provincia de Buenos Aires. Hay mucho por mejorar, pero nuestro espacio llegó para quedarse en la política argentina. Cada uno desde su lugar seguiremos trabajando para fortalecer una alternativa para los argentinos”, publicó el intendente en su cuenta de Twitter.

Dentro de la disputa interna de Cambiemos, un sector del radicalismo plantea la necesidad de que el ex presidente se aleje de la actividad política y se muestran cercanos a la ex gobernadora. En paralelo, reclaman un mayor protagonismo en la alianza política tras cuatro años de haber estado relegados en la toma de decisiones.

A ese escenario, se suma la pretensión del intendente de Vicente López, Jorge Macri, de disputar la provincia de Buenos Aires. El primo de ex presidente se anotó en la carrera para ser candidato en territorio bonaerense. Se jacta de contar con sus pares, como el mandatario de Lanús, Néstor Grindetti. En el debate por la Ley Impositiva que el gobernador envió a la Legislatura bonaerense, Jorge Macri se ubicó en el centro de la escena y logró ser la voz cantante de la oposición.