El ministerio de Trabajo bonaerense tuvo que intervenir con una conciliación obligatoria para suspender una movida del intendente macrista Diego Valenzuela. El jefe comunal había lanzado un decreto en el cual recortaba entre 5 y 10% el sueldo de los trabajadores que superen los 30 mil pesos.

El ajuste al sector público –argumentado por el gobierno local como un recurso frente a la crisis económica-, golpeó a muchos profesionales de la salud que se exponen al contagio del Covid-19 en sus puestos laborales, y por lo tanto generó reacciones de los municipales y también de la oposición.

El reclamo llegó al ministerio que conduce Mara Ruíz Malec y por ahora, ordenó suspender la medida y dictó la conciliación obligatoria, reseñó Infocielo. 

Recorte

El intendente de Juntos Por el Cambio había establecido un decreto que imponía un recorte salarial del 5% para aquellos trabajadores municipales que percibían un sueldo de hasta 30 mil pesos. De la misma forma, el decreto 324/20 lo hacía con el 10% para los empleados que cobraban hasta 50 mil.

Para este último grupo, el intendente también dispuso la eliminación de las bonificaciones por presentismo y antigüedad, así como la suspensión del pago de horas extras, excepto aquellas referidas para los trabajadores del área de Salud, considerada “esencial”.  

El oficialismo admitió que la medida fue un tanto inoportuna y que no se hizo estratégicamente, teniendo en cuenta que el propio intendente y demás funcionarios de su gabinete anunciaron después que se recortarían su sueldo.