El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró que, pese a los cuatro meses de clases a distancia por la pandemia de coronavirus Covid-19, "el año no está perdido", aunque adelantó que desde su cartera hay "incertidumbre" sobre la posibilidad de retornar al periodo lectivo con la modalidad presencial diaria desde el mes de marzo de 2021.

"El regreso a las clases va a ser complejo en el marco de una pandemia", manifestó el funcionario que remarcó el trabajo en conjunto y colaborativo con todas las provincias y la comunidad educativa para llevar adelante un plan que aborde "lo epidemiológico y sanitario y lo relacionado a la garantía de los saberes".

"Tenemos que rediseñar la promoción del ciclo lectivo 2020, que, por supuesto, no va a implicar la promoción de todo el año", volvió a subrayar Trotta tal cual lo hiciera hace dos días en una entrevista radial.

A modo de proyección, advirtió que habrá "uno, dos o tres años porque hay incertidumbre sobre el momento de resolución de la pandemia y la recuperación de la normalidad en las aulas" y, como consecuencia, los años serán "extraordinarios".

"Vamos a tener años extraordinarios: un niño que el año que viene hace quinto grado, seguramente tenga contenidos de cuarto, también. Y eso nos va a llevar algunos años de articulación hasta garantizar todos los aprendizajes", enfatizó el ministro.