El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó a Mauricio Macri para ratificar el "firme apoyo a la agenda económica" que el gobierno pactó con el Fondo Monetario Internacional. El magnate estadounidense fue clave en el permiso inédito que el FMI le otorgó a la Argentina la semana pasada, para vender los dólares destinados al repago de la deuda con el objetivo de frenar la nueva corrida del dólar.

La propia Casa Blanca fue la encargada de comunicar el llamado de respaldo de Trump a Macri en momentos en que la imagen presidencial está en caída y la reelección en serias dudas. Según el comunicado del gobierno estadounidense que difundió Página12, la conversación también tocó temas de política regional, escenario en que la Argentina se alineó detrás de Washington en sus ataques al gobierno constitucional de Nicolás Maduro y el reemplazo de la Unasur por el Prosur, impulsado por todos los gobiernos neoliberales de la región.    

El llamado de Trump se produjo el mismo día en que llegó al país una nueva misión de monitoreo del FMI, la cuarta desde el acuerdo que inició Macri en 2018. La misiva del Fondo está encabezada por Roberto Cardarelli. Además de las cuestiones fiscales y monetarias, la comitiva —a la que se sumará el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner— prestarán especial atención al cuadro de situación política.