El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, está pasando un momento personal muy delicado, por la separación de Bárbara Diez. Lo personal se puede volver político, porque el divorcio promete ser un escándalo, ya que se trata de una disputa por un patrimonio de 400 millones de pesos. 

Trascendió que Diez está enojada por el viaje relámpago de Larreta a Brasil. Sospecha que fue a transferir fondos a una cuenta que ella no conoce. El viaje fue muy raro: ¿Qué necesidad tenía Larreta de hacerlo unos días antes de la apertura de la sesiones legislativas, a las que debió asistir de forma remota? ¿No podía viajar en otra fecha? ¿Justo ahora?

Ocurre que la pareja comparten un patrimonio declarado que supera los 300 millones de pesos, a partir de varios inmuebles de lujo que el matrimonio tiene.. Por ejemplo, Larreta reconoció en su declaración jurada como jefe de Gobierno un departamento en Recoleta de 200 metros cuadrados. Según esa declaración, ese departamento cuesta 50 mil dólares, aunque en realidad vale por lo menos U$S 600 mil (al tipo de cambio oficial da 60 millones de pesos). 

Según supo Primereando las Noticias, el tema llegó a la redacción de Perfil, lo que generó revuelo en Larreta, que pretende ser el líder de la oposición de cara a 2023. Por estas horas, se renuevan las negociaciones (que incluyen pauta oficial) para que Perfil no le dedique una tapa de la revista Noticias. ¿Pauta oficial mata a "periodismo independiente"?