Un enfermero recuperado de Covid-19 fue agredido por sus vecinos hasta quedar inconsciente y luego incendiaron su casa y robaron su auto. "Andate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio", relató Daniel Porro la amenaza que había recibido por parte de sus vecinos del barrio Nueva Esperanza, en Neuquén capital. 

Porro trabaja en el policlínico ADOS de la capital nequina, donde se habían registrado varios positivos en el mes de junio. El 19 de ese mes, el enfermero se realizó un hisopado que le dio positivo de coronavirus y fue cuando comenzaron las amenazas por parte de sus vecinos.

Las amenazas ocurrieron a pesar de que el hombre había tomado la decisión de autoaislarse en la casa de su madre antes de conocerse que era positivo y recién volvió a su domicilio cuando un segundo hisopado le dio negativo.

Los vecinos no dejaron de increparlo y, finalmente, el jueves último se desató la violencia, cuando el enfermero recibió el llamado de un vecino que lo invitó a salir a la vereda.

Porro fue atacado a trompadas y patadas, hasta quedar inconsciente. "Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital", contó.

Fuente: Página 12