El ministerio de Educación llevó adelante la Evaluación Nacional del Proceso de Continuidad Pedagógica para medir el impacto de la cuarentena y el uso del acceso remoto en los procesos educativos y pedagógicos. El estudio reveló que un 95 por ciento de los hogares de estudiantes recibió propuestas pedagógicas de la escuela durante todo el período de aislamiento social obligatorio y preventivo.

El relevamiento se desarrolló durante los meses de junio y julio en todo el país, con encuestas a 5.387 directivos de escuelas y 2.658 familias, incluidos 965 adolescentes, en alianza en el último caso con Unicef. El informe final incluirá los datos, además, de una tercera encuesta sobre 25 mil docentes, y se presentará el 20 de agosto.

Entre los datos más destacables, el informe sacó a la luz que la herramienta de comunicación más utilizada entre docentes, estudiantes y familias, en todos los niveles de enseñanza, territorios y sectores sociales, fue el teléfono celular.

En contrapartida, el informe del ministerio de Educación reveló que el principal problema de estudiantes y docentes es el acceso a la conectividad, donde menos de la mitad de los hogares cuentan con acceso fijo de Internet con buena calidad en la señal. Agrega que 3 de cada 10 hogares no tiene acceso fijo a Internet, que el 27 por ciento accede sólo por celular, y un 3 por ciento no tiene internet de ningún tipo.

Asimismo, el 53 por ciento de los encuestados dijo no contar con una computadora liberada para uso educativo. Además, el piso tecnológico de los hogares que asisten a escuelas del sector privado duplica al de los que asisten al sector estatal.

Otro de los datos destacados del estudio, reveló que 3 de cada 4 directivos señalaron que la escuela mantuvo contacto con los estudiantes más de una vez por semana y 9 de cada 10 tuvieron contacto al menos una vez por semana.

En ese sentido, detalla que los estudiantes dedicaron 10 horas semanales en promedio a las actividades escolares. A su vez, 6 de cada 10 estudiantes recibieron tareas diariamente y devoluciones docentes o recibieron tareas 2 o 3 veces por semana y devoluciones docentes.

“Para nosotros la evaluación de las políticas públicas es un elemento innegociable. Tan importante como evaluar es qué hacemos con esos resultados, no pretendemos que la evaluación sea una herramienta estadística, sino que pretendemos que sea un instrumento que nos permita corregir o profundizar aquellas políticas que tenemos que desplegar con mayor convicción a partir de los distintos momentos que transita nuestro sistema educativo", planteó el ministro Trotta, que estuvo acompañado por la secretaria de Evaluación e Información Educativa, Gabriela Diker, y la representante de Unicef en la Argentina, Luisa Brumana.

Por último, la Evaluación Nacional del Proceso de Continuidad Pedagógica reveló que los recursos para la enseñanza más utilizados por las escuelas fueron: clases especialmente grabadas en audio o video (74 por ciento), actividades o cuadernos preparados por la/el docente para imprimir o copiar y resolver (71) y cuadernos de la serie Seguimos Educando elaborados por el Ministerio de Educación o materiales o cuadernillos elaborados por el Ministerio de Educación de la jurisdicción correspondiente (65).