En un informe periodístico del canal 26, a cargo del periodista Andrés Klipphan, se mostró el rol de Ignacio Greco, responsable del área administrativa del Ministerio de Seguridad bajo el gobierno de María Eugenia Vidal, en las licitaciones de las compras de chalecos antibalas para la policía Bonaerense.

La denuncia tiene su origen en 2018, cuando efectivos policiales mostraron en redes sociales los chalecos vencidos. En unos de los videos publicados por una efectiva policial, se expone que, al retirar la etiqueta principal del chaleco, con fecha de 2017 y nivel RB3, se ve abajo otra etiqueta con la fecha 2008 y RB2, es decir con una protección interior.

A pesar de la denuncia pública, la justicia no investigó la actuación de Greco, que actualmente sigue ligado al diputado nacional de Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo. Antes de su cargo en el gobierno de Vidal, Greco se había desempeñado como Subsecretario de Administración de la Policía Metropolitana, cuando Mauricio Macri era Jefe de Gobierno de la Ciudad.

En ese entonces, el funcionario del PRO estuvo en el ojo de la tormenta. La Legislatura porteña lo denunció por la presunta compra irregular de 64 patrulleros blindados y, también, por la adquisición de mil chalecos antibalas que, al no cumplir con los requisitos del ex Renar, nunca fueron homologados.

A pesar de la compra de chalecos vencidos, la entonces Gobernadora respaldó a Greco en su cargo y continuó hasta el final del mandato de Cambiemos controlando la caja de la Policía Bonaerense y cuenta con la complicidad de la justicia que nunca investigó la grave denuncia en su contra que se vuelve a reflotar a partir del informe de Canal 26.