Luego de una semana cargada de inconvenientes en la aerolínea low cost que incluyó un choque de una nave contra la pista de despegue, cancelaciones de vuelos y usuarios desconformes con el servicio, esta mañana el fiscal Franco Picardi pidió el “cese de todos los vuelos” de la compañía hasta tanto no se evalúe si la low cost está en condiciones de garantizar la seguridad de los pasajeros. Por la feria judicial, será Claudio Bonadio quien deberá decidir en las próximas horas si dar lugar a la cautelar o no.

Originalmente, la orden del juez deviene de la investigación iniciada por el fiscal Jorge Di Lello dentro de la causa que subyace en el juzgado del juez federal Sergio Torres. En consecuencia, Franco Picardi presentó una medida cautelar para suspender todos los vuelos de la compañía low cots  y pidió la clausura del aeropuerto de El Palomar hasta que no se verifique las condiciones de seguridad de la empresa.

“Es inminente una solución drástica que ponga fin a eta locura. Alguno de todos los jueces que tienen participación en las causas tiene que tomar una mediad”, sostuvo Lucas Marisi, uno de los demandantes y abogado de los vecinos que rechazan el aeropuerto instalado sobre la base aérea militar de El Palomar. “Está claro que la injusticia de San Martin no piensa hacer nada hasta que no ocurra una tragedia pero otros jueces federales tienen otra posición”, agregó el abogado.

Según informó el integrante del colectivo Stop Flybondi, la Justicia Federal investiga maniobras de corrupción en la habilitación de El Palomar como aeropuerto comercial, ya que se hizo a partir de un trámite exprés, que los demandantes calificaros de “ilegal y clandestino”.

“También está bajo la mira la nulidad, falsedad y adulteración de los estudios de impacto ambiental realizados por FlyBondi, Aeropuertos Argentina 2000 y el Ministerio de Transporte de la Nación para avalar los vuelos comerciales de la low cost desde la Base Militar de El Palomar”, agregó el abogado de los vecinos al medio Página 12.