Luego de la votación en el Senado y aprobación de la ley IVE  en la madrugada del miércoles 30 de diciembre, miles de personas se manifestaron a favor y en contra en las inmediaciones del Congreso, al igual que en el interior del país.

Tal fue así el caso de Mariano Campero,  I ntendente de Yerba Buena, municipio de la provincia de Tucumán, quien dispuso que las banderas oficiales de la localidad permanezcan a media asta y además se decretaron cuatro días de duelo "por los bebes que no van un nacer ".

 Por otro lado, integrantes de organizaciones civiles "providas" y religiosas realizaron una suelta de globos negros frente al palacio de la Justicia.

El Secretario de Relaciones Institucionales del municipio tucumano, Javier Jantus, calificó de "trasnochada y aberrante" la ley sancionada, al mismo tiempo que apuntó contra el presidente y los legisladores: "El gobierno de Alberto Fernández y los diputados y senadores que apoyaron la ley van a contramano de la sociedad ”.

“Desde el año 2017 Yerba Buena es una ciudad pro vida. Es más, desde el año 2012, todos los 25 de marzo aquí conmemora el 'Día del niño por nacer'. Es por esto que tomamos la medida de decretar un duelo en rechazo a la ley ”, declaró el funcionario.

Por ultimo hablar: "Desde el Gobierno de la ley de IVE para ocultar lo que verdaderamente abala esta normativa que es la supresión de la vida de un bebé. Dicen que la ley habilita a abortar cuando hay 'peligro de la salud. integral 'pero, en realidad, lo único que buscan es eliminar a las personas que tienen alguna discapacidad. Prever el aborto es la eugenesia más vil y más cruel que hay. En Islandia pasó lo mismo y no hay habitantes con Síndrome de Down. matan antes de que nazcan ".

Fuente: Data Diario