Se trata de una gran noticia para Argentina: el laboratorio argentino Richmond será el productor local de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, emprendiendo para tal fin la construcción de una planta en Pilar con un plazo mínimo de un año para tener el desarrollo en la mano.

Según aseguró Infobae, Richmond firmó un acuerdo preliminar y de cooperación científica con el Fondo soberano Ruso de inversión y con la participación de Hetero Labs Limited, una compañía establecida en la República de la India y con la cual Richmond posee una alianza estratégica hace mas de 25 años.

La vacuna Sputnik V contra el COVID-19, creada y producida por el Instituto científico Gamaleya, fue la primera en estar disponible en la Argentina. Ya llegaron más de un millón de dosis y llegará otra cantidad igual en los próximos días. El país compró 10 millones de vacunas de esa procedencia.

La construcción de la nueva planta de alta tecnología productora de vacunas en la Argentina contemplará la vacuna Sputnik V contra el COVID -19 y otras formulaciones también. Hay que recordar que Richmond además tiene estudios científicos, desarrollos e investigación aplicada muy avanzados en la búsqueda del tratamiento del VIH y las hepatitis. Se tratará de una inversión de 100 millones de dólares.

La construcción de la planta es una buena noticia para el mediano plazo, contemplando que el virus del coronavirus llegó para quedarse y habrá que contemplar vacunas contra las variantes de las cepas que lleguen en el futuro (como ocurre con la gripe).