La crisis económica que desató el gobierno de Mauricio Macri desde su llegada al poder Ejecutivo, disparó la inflación y el precio de la comida por las nubes, tiró por tierra el poder adquisitivo de los trabajadores, aumentando de manera exponencial el número de pobreza e indigencia. 

Tal es así, que durante una audiencia pública en Concepción, provincia de Tucumán, un nene fulminó a los concejales diciendoles que "no hacen nada" mientras "nosotros nos morimos de hambre", y quebró en llanto. 

El hecho sucedió mientras se trataba un proyecto presentado por el concejal radical José Calcagni para eliminar el cobro de las tasas municipales en las boletas de EDET (alumbrado, barrido y limpieza).