El oficialismo presentó un proyecto en la Cámara de Diputados para suspender los intereses punitorios por el uso de tarjetas de crédito, ante la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus. En la primera etapa del aislamiento preventivo y obligatorio, el Banco Central había postergado los vencimientos de esos servicios, pero esa medida se implementó por única vez.

La iniciativa es impulsada por Liliana Schwindt, legisladora del Frente de Todos, quien explicó que "por la crisis, muchas personas debieron recurrir al endeudamiento para comprar alimentos y pagar los servicios". "Estamos en pandemia y debe primar la necesidad sobre el negocio", aseguró en la presentación del proyecto.

El objetivo es que los intereses punitorios por el uso de tarjetas de crédito no sean emitidas por bancos -o el Banco Central- desde el 1° de mayo y hasta que finalice la cuarentena. "Lo que buscamos es justamente proteger a millones de consumidores que todavía no están bancarizados y deben recurrir a entidades financieras", explicó la diputada.

Además, Schwindt aseguró que "de no concretarse esta propuesta, no sólo se seguiría desprotegiendo a los usuarios financieros de esas tarjetas, sino que se los dejaría absolutamente indefensos ante los abusos de los proveedores de servicios financieros no formales, por no tener ninguna herramienta eficaz ni autoridad de aplicación precisa para reclamar". 

A comienzos del mes de abril, en la primera etapa de la cuarentena, el Banco Central había dispuesto que los vencimientos de las tarjetas de crédito se postergaran hasta al menos 10 días y, además, redujo la tasa de interés para los saldos de financiaciones con esas tarjetas del 55% al 49%. El organismo estableció también que los saldos impagos de créditos otorgados por entidades financieras, no tendrían intereses punitorios.

Pese a que el aislamiento fue extendido hasta hoy, esas medidas sólo fueron implementadas por única vez. Según explicaron fuentes del Banco Central a comienzos del mes de mayo, la medida de instrumentar un nuevo refinanciamiento "no estuvo nunca en análisis" porque la situación "ahora cambió" ya que se pusieron en marcha planes de ayuda para reforzar el ingreso de las familias.  

"Tienen garantizados los ingresos, tienen que afrontar los pagos", argumentan en entidad bancaria y, además, alegaron que en abril "fue muy poco usado" por los clientes de los bancos el plan de refinanciamiento de los vencimientos de las tarjetas. 

Fuente: Diario Perfil