La tradicional pizzería Guerrín, que abrió sus puertas en 1932 en plena Avenida Corrientes, salió a desmentir por sus redes sociales el cierre de su local pese a que mantiene las persianas bajas producto de la pandemia por el coronavirus.

La falsa noticia fue instalada por el periodista de La Nación, Beto Valdéz, que afirmó que la histórica pizzería estaba camino al cierre en el marco de una publicación que busca generar enojo y disgusto por la necesaria cuarentena ante la pandemia.

“Queremos llevar tranquilidad a nuestros amigos. Noventa años de fuego sagrado no se apagan tan fácilmente. Nuestra llama sigue encendida, expectante y ansiosa de volver a recibirlos. Cuidémosnos mucho para que el reencuentro sea pronto. Los queremos y extrañamos” fue el mensaje del local gastronómico donde se desempeñan 95 trabajadores.