Los abogados Matías Galván y Desiree Beghin impulsaron una denuncia contra el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministro de Salud, Fernán Quiros. Según se desprende de la denuncia, el dueño de la empresa de seguridad privada Murata Sociedad Anónima, Roberto Raglewski, accedió de manera privilegiada a vacunas para su hijo, Santino Raglewski, de 18 años de edad y personal jerárquico de la compañía, reseñó Tiempo Argentino. 

La presentación, que cayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 8, asegura que la vacunación se realizó en el hospital porteño Dr Cosme Argerich. 

La empresa estuvo involucrada como aportante real en el escándalo de aportantes truchos, nombres obtenidos a través de la ANSES que blanquearon el dinero que financió la campaña electoral de 2017 de Cambiemos. 

Ambas acusaciones, la actual, y la que todavía sigue definiéndose en la Justicia Federal, se agravan por el hecho de que la empresa Muratta S.A. es contratada por el gobierno de la Ciudad para controlar varios espacios públicos, en un típico caso de terciarización de la seguridad. 

Los abogados reclamaron la rápida acción del Poder Judicial para allanar la firma, ya que, de acuerdo a la información a la que pudieron acceder, la lista de "vacunados VIP" dentro de la empresa cercana al macrismo iría de seis a diez personas.