El cuerpo de investigaciones judiciales del Ministerio Público Fiscal allanó esta tarde el estadio de Boca Juniors, la Bombonera, ante las sospechas de que se superó el aforo del 50% permitido por protocolo sanitario para el partido del sábado ante Lanús. Además, Tras decidió clausurar de forma preventiva por cinco días como ocurrió con la de Nueva Chicago.

El allanamiento fue realizado a pedido de la fiscal Celsa Rodríguez tras la investigación iniciada ayer no solo por la eventual violación del protocolo sino también por la venta de entradas apócrifas. El juez que tomó la medida fue Javier Buján, vinculado a Daniel Angelici, ex presidente de Boca. 

Se sabe: el macrismo no puede digerir haber sido humillado en las últimas elecciones en el club de la Ribera. Perdió prácticamente contra la imagen de Juan Román Riquelme y con todos los medios de comunicación a favor. Desde ese día se la tienen jurada y hacen todo lo que puede para recuperar un club que muchas veces le sirvió de caja política.