Para María Eugenia Vidal vale todo a la hora de sumar votos. Su pragmatismo la llevó a ser candidata en CABA, después en provincia de Buenos Aires (donde aseguró que se sentía "bonaerense para siempre") y ahora de nuevo en Ciudad de Autonóma de Buenos Aires. Pero su oportunismo no termina ahí.

Ahora, Vidal salió a hacer campaña con la tragedia de Once, como alguna vez lo hizo con los inundados en provincia de Buenos Aires. Ayer, la candidata macrista se mostró junto al titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias, Alberto Crescenti, quien le regaló la "pechera que usó en Once". 

"Beto me regaló el chaleco que usó en la Tragedia de Once. Muchos héroes no llevan capa", escribió Vidal en Twitter, donde calificó como "amigo" a Crescenti. Además, acompañó con un video en el que ambos actúan para la cámara la entrega del chaleco.

"No, no sabés... Me voy a poner a llorar", dice Vidal mientras mira el chaleco que prolijamente Crescenti le entrega mirando a cámara. Una verguenza. 

Tweet de María Eugenia Vidal