Los vecinos de Hurlingham, Morón y Tres de Febrero junto a trabajadores aeronáuticos realizaron este domingo un “caravanazo” en respaldo a la decisión del gobierno nacional de rechazar la reapertura del polémico aeropuerto de El Palomar.

Además, repudiaron a la siempre polémica low cost Flybondi, empresa vinculada a la administración de Cambiemos. 

Bajo las consignas "No a la extorsión de Flybondi", “No al aeropuerto trucho e ilegal El Palomar” y "Sí al traslado de los vuelos de Flybondi y Jetsmart a Ezeiza o Aeroparque", los vecinos del oeste del conurbano bonaerense salieron en caravana desde el Hurlingham Club de la localidad homónima hasta la puerta de la Base Militar de El Palomar, que fue utilizada como aeropuerto comercial por Flybondi y Jetsmart hasta el inicio de la pandemia de coronavirus.

Durante el recorrido de la protesta, hicieron escuchar su reclamo por el centro de Hurlingham, la Plaza John Ravenscroft y las avenidas principales de dicha ciudad (Roca y Jauretche), tras lo cual se dirigieron hacia el centro de Ciudad Jardín (partido de Tres de Febrero) concluyendo en la puerta de lo que vienen denunciando como el aeropuerto “trucho e ilegal” de El Palomar.

La empresa Flybondi, siempre vinculada a ex funcionarios macristas, asegura que sólo puede volar desde El Palomar y se niega a hacerlo desde Ezeiza, como el resto de las aerolíneas.