Vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires manifestaron, durante la audiencia pública que se desarrolló el mediodía de este martes en la Legislatura local, el rechazo a un paquete de convenios urbanísticos, firmados entre el Gobierno porteño y constructoras para levantar once nuevas torres, al considerar que incumplen con la Constitución local y afirmaron que en el distrito “el problema no es la falta de vivienda” ya que existen 138 mil inmuebles que permanecen vacíos.

La audiencia sirvió para analizar los acuerdos urbanísticos que habilitan a ampliar la capacidad constructiva y la altura de futuras edificaciones en once terrenos de propiedad privada

El pronunciamiento vecinal se dio en la segunda jornada de la audiencia pública convocada por la Legislatura para analizar los acuerdos urbanísticos que habilitan a ampliar la capacidad constructiva y la altura de futuras edificaciones en once terrenos de propiedad privada, distribuidos en la Ciudad, en su mayoría, en las zonas central y norte.

Los convenios contemplan que por el cambio en la normativa urbana, los empresarios paguen al Estado porteño una compensación económica que podría rondar los 30 millones de dólares, los que irán a un Fondo de Desarrollo Urbano Sustentable que financiará la reconversión de la zona de oficinas del microcentro porteño, afectada por la pandemia de coronavirus.

María Fukelman, vecina del barrio de Almagro, expresó la oposición a “la construcción de torres porque el problema en la Ciudad no es la falta de vivienda, sino la falta de acceso a la vivienda igualitaria” y recordó un “informe elaborado por el Gobierno porteño que muestra que en hay más de 138 casas ociosas”.

Por su parte, la arquitecta Alicia Gerscovich manifestó su rechazo a los acuerdos y pidió “que se archive este megaproyecto de convenios urbanísticos financieros que incumplen con el contrato que ustedes, los legisladores, firmaron con la ciudadanía de defender el interés colectivo”.