Los dos principales medios de Argentina, La Nación y Clarín, negaron en sus respectivas tapas de hoy la existencia de un Golpe de Estado en Bolivia. Repudio de los lectores. 

"Evo Morales renunció, denunció un golpe y que pidieron su captura", mintió Clarín, que ocultó que la renuncia se dio luego de la presión de militares, policías y grupos de choque armados, que amenazaron a familiares de los principales funcionarios de su Gobierno. 

Por su parte, La Nación aseguró: "Vacío de poder en Bolivia: presionado por el Ejército, renunció Evo". 

Los dos medios evitaron referirse a un golpe de Estado, como si lo hicieron los principales medios de Argentina y del exterior. En las redes, de hecho, muchos periodistas de esos dos diarios repudiaron el golpe y tomaron distancia frente a la posición de las empresas en las que trabajan.