La ex diputada Victoria Donda asumió este martes la titularidad del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y una de sus primeras medidas al frente del organismo fue apuntar contra el ex senador Miguel Pichetto por sus dichos "racistas" e impulsores de "la exclusión social y la violencia injustificada". Así lo señaló en un comunicado, que además denuncia que las declaraciones de Pichetto "no pueden desconocer su impacto social y político".

Días atrás, el ex candidato a vicepresidente de Mauricio Macri aseguró en una entrevista radial que, “el hambre en Argentina es una exageración de los curas” y en la misma frase destrozó el Plan Argentina Contra el Hambre que impulsa el gobierno de Alberto Fernández. Según su criterio se trata de una política de “andar repartiendo vales y valecitos por todos lados”.

Además, Pichetto lanzó que "el conurbano bonaerense" es una muestra del ajuste social de Bolivia, Paraguay, Perú y Venezuela", cuyos ciudadanos "demandan salud pública, alimentos, planes y AUH". Como si esto fuera poco, disparó contra los refugiados senegaleses: "Con este tema del refugio también nos comimos todos los migrantes senegaleses que hacen venta clandestina e ilegal en el Once".

En consecuencia, Donda apuntó con dureza en su primer comunicado: "Transitamos un momento delicado del país, con niveles récord de pobreza, como para poder tomar como ingenuas las declaraciones de Pichetto sobre personas inmigrantes en nuestro país", señaló.

"El suelo argentino está habitado por sociedades plurales y multiétnicas desde hace decenas de años y eso es precisamente lo que enriquece a nuestra Nación, no lo que la perturba. Son las políticas sociales, de inclusión y solidaridad, las que solucionarán los dilemas actuales en materia inmigratoria", completó el INADI.