Luego de nueve reuniones fallidas entre el Gobierno de María Eugenia Vidal y los sindicatos docentes en el marco de la discusión paritaria, la provincia informó que les seguirá descontando los días no trabajados a los maestros que vayan al paro.

Esto fue confirmado porque el Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, que, por su parte, aplicó la polémica medida en las otras 14 huelgas durante este año.

El funcionario hizo estas declaraciones después de que los gremios docentes bonaerenses anunciaran un paro de 72 horas a partir del martes, en rechazo de la oferta salarial del 19% y el pago de material didáctico que les hizo la Provincia, que representaba un aumento del 20,7%. Los sindicatos reclaman 30% de suba y cláusula gatillo.

"Los días de paro se van a seguir descontando como en los últimos 14 paros que ya hicieron las organizaciones gremiales desde que comenzaron las clases en marzo. Nos reunimos 18 veces, hicimos nueve propuestas superadoras. La última fue en esa línea: un 20,7% para agosto y para septiembre y volver a reunirnos en octubre. Lamentablemente se rechazó y se convocó a un paro la semana que viene", advirtió Sánchez Zinny.

Además, el titular de Educación bonaerense aseguró que quieren seguir dialogando con los gremios. "Esa fue siempre la estrategia, desde que María Eugenia Vidal es la gobernadora. Hicimos la propuesta que podíamos y nos parecía razonable, ya que no queremos prometer cosas que después no se pueden cumplir", aseguró.

Por su parte, Roberto Baradel, titular de SUTEBA, advirtió que la negociación entre los gremios y Vidal, “nació mal porque siempre hubo por parte del ejecutivo una idea de imponer la pauta y ponerla a la baja”.

En ese sentido el gremialista anunció que las disputa “excede el conflicto salarial es un conflicto educativo, social” al tiempo que recordó la Tragedia de Moreno en donde fallecieron dos personas por una falla en la instalación de gas, y detalló que “la semana pasada hubo 900 escuelas sin clases”.