En una reunión con la agrupación Chicas en Política, la candidata a diputada por Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal quiso chicanear al Gobierno por no nombrar mujeres en el nuevo Gabinete. 

"Estamos convencidas, a diferencia del Gobierno nacional, de que las mujeres somos muy necesarias para construir el país que queremos", tuiteó Vidal. Lo curioso del caso, es son varias las veces en las que "La Leona" avanzó contra los derechos de la mujer y la paridad de género en su propio espacio. 

Para empezar, Vidal echó a la única mujer de su Gabinete cuando fue Gobernadora de la Provincia. Se trató de la entonces ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, a quien le pidió la renuncia en 2017 luego de vetarle la adhesión de Provincia al protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que Ortiz había ordenado. 

Además, de cara a las PASO 2021 que se llevaron adelante el pasado 12 de septiembre, el espacio que encabezó Ricardo López Murphy para enfrentarla en la interna de Juntos por el Cambio logró un acuerdo para no quedar afuera si no obtenía los resultados esperados. 

En consecuencia, López Murphy logró modificar el acuerdo partidario en contra de la paridad de género, y asegurarse un lugar hacia el Congreso en las listas definitivas para las generales.

Además, otra doble vara de la ex Gobernadora sucedió en su administración cuando advirtió con descontar el día a las mujeres que adhieran al paro del #8M. "Es un día normal” de trabajo, comentaron en ese momento desde el entorno de la ex mandataria provincial.

Por último, en noviembre del año pasado fue la propia Vidal la que reconoció como un "error" de su gestión no "tener suficientes mujeres en mi gabinete y fue un error", dijo en un encuentro virtual convocado por la organización estadounidense Consejo de las Américas (COA), en el que distintas referentes gubernamentales de Latinoamérica debatieron acerca de cómo aumentar la participación femenina en el ámbito de la política. Insólito.