Como es de público conocimiento, la gobernadora María Eugenia Vidal vive en una base militar ubicada en Morón y, por cuestiones de “seguridad”, la mandataria realiza traslados aéreos diariamente hasta la Casa de Gobierno, en La Plata, que representa un costo elevado para las arcas bonaerenses.

En un principio, los vuelos de la gobernadora se realizaban a través de los helicópteros pertenecientes al Estado provincial, dentro de la flota de la Dirección Provincial de Aeronavegación Oficial (DPAO).

Según una investigación del portal Contexto, la licitación pública N° 3/18 del Ministerio de Seguridad de la provincia, tres empresas de aviación privadas se repartirán durante 305 días unos 73 millones y medio de pesos por alquiler de las aeronaves.

Estas empresas son, Jas Fly S.A., del empresario de obra pública Marcelo Scaramellini; Beech Flying, del empresario Leonardo Spokojny; y Baires Fly, vinculada a hombres de la ex MacAir de la familia Macri, son los beneficiarios de la licitación.

Según la licitación adjudicada a fines de octubre de este año, las tres empresas que fueron contratadas por Vidal para trasladarse cobraron un monto de 73.554.000 pesos para servicios de alquiler de aeronaves durante 305 días, con posibilidad de prorrogar en un 100% el monto adjudicado en los tres casos.

Por el lado de la firma Beech Flying, propiedad del empresario Leonardo Spokojny, hermano del joven Joaquín Spokojny, que fue secretario de Mauricio Macri al comienzo de su gestión y ayudó al presidente en su nuevo hobby de pilotear helicópteros los fines de semana, la provincia gastó 51.435.000 pesos.

Según los pliegos, en ese caso es por el alquiler de dos helicópteros destinados al Departamento de Operaciones de Vuelo para Trabajo Aéreo, otro helicóptero para el Departamento de Formación y Capacitación para pilotos, y dos naves más de “back up”. Además, las aeronaves deberán estar ploteadas o pintadas con los colores del Ministerio que conduce Cristian Ritondo.

Para el caso de la empresa Jas Fly, que pertenece al contratista de obra pública Marcelo Scaramellini (propietario también de la constructora Ecodyma), el contrato es por 20.523.000 pesos por el Bell 407GX matrícula LV-FTQ. Se trata de uno de los helicopteros que suele usar María Eugenia Vidal para sus viajes desde la base militar de Morón hasta la gobernación. La empresa ofreció como “back up” cuatro aeronaves más, una de ellas el LV-CZY, también frecuentemente utilizado por la gobernadora.

En el caso particular de Jas Fly, la licitación establece que por el tipo de combustible que utilizan esas naves el gasto correrá por cuenta del propio Ministerio de Seguridad.

Finalmente, la empresa Baires Fly es para la contratación de un Jet Ejecutivo. El Lear Jet 60 con capacidad para ocho pasajeros será el encargado de realizar los transportes oficiales por un monto de 1.663.200 pesos.

Baires Fly es señalada como otra empresa cercana al presidente Macri. En 2017 el diario Página/12 dio cuenta de una maniobra a través de la cual un grupo de empresarios llegó a un acuerdo en la repartición de hangares de Aeroparque y sospechosas condonaciones de deuda. Según el artículo firmado por Raúl Dellatorre, el titular de la exaerolínea del presidente (pasó de llamarse MacAir a Avian Líneas Aéreas), Sergio Mastropiero, “es señalado como accionista de Baires Fly”.

En total serán cerca de 250.000 pesos diarios los que se destinarán al alquiler de aeronaves que podrían ser cubiertas con la flota que posee tanto la Dirección Provincial de Aeronavegación Oficial como la Policía bonaerense.