A semanas de la aplastante victoria del Frente de Todos que catapultó a Axel Kicillof al ejecutivo provincial, ahora se salió a la luz que no continuarán los "Supermiércoles" de descuentos en cadenas de supermercados. La promoción que devolvía hasta el 50 por ciento de las compras realizadas con las tarjetas del Banco Provincia en súper e hipermercados de toda la Provincia. 

Se trata de una medida que anunció la gobernadora María Eugenia Vidal durante la campaña legislativa de 2017 junto a Juan Curutchet y autoridades del Banco Provincia. "Nuestro banco público ha encontrado la manera de acompañar a los que más lo necesitan”, sostuvo en 2017 la gobernadora al hacer el anuncio de la promoción que ahora deja sin efecto. 

Por entonces, el reembolso tenía un tope de 1.500 pesos por mes. Fue una excelente estrategia de campaña, pero reveló en toda su dimensión la crisis: de inmediato se generaron colas interminables en todos los supermercados de la Provincia.

Según datos oficiales, más de 600 mil clientes -mayormente empleados públicos y jubilados- aprovecharon la promoción: realizaron casi 800 mil compras de un valor promedio de 3.300 pesos. El costo para el Banco fue de cerca de 5.600 millones de pesos. 

Por otra parte, producto del mal manejo de las finanzas, dos semanas atras Vidal envió una carta formal al BAPRO con la firma del Jefe de Gabinete, Federico Salvai, y el ministro de Economía, Damián Bonari, solicitando “reperfilar” para el año que viene bonos de deuda de 4 mil millones que la Provincia mantiene con el BAPRO.