Colmada por el asesinato de Fernando Báez Sosa en la salida de un boliche y en manos de violentos rugbiers, la ciudad balnearia de Villa Gesell prohibió la venta de alcohol en la vía pública. 

Gustavo Barrera, intendente de Gesell, puso el decreto a consideración del Consejo Deliberante, cuya sesión para el tratamiento tiene un plazo de 48 horas. Allí, el Frente de Todos tiene mayoría y quórum propio por lo que se entiende que será aprobado.

En caso de ser así, el decreto comenzaría a regir a partir de este fin de semana y prohibirá el consumo de bebidas alcohólicas “en la vía pública, playa, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos y otros sitios de igual naturaleza, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas culturales, educativas y/o artísticas”.

A su vez, "se podrá otorgar autorizaciones especiales para la venta en lugares públicos solo para el caso de eventos determinados, tales como exposiciones, ferias y similares”.

En caso de dicha la restricción, se aplicarán multas de hasta cinco mil pesos, además de incautarse la bebida en cuestión.