La diputada de Cambiemos, Elisa Carrió, brindó una entrevista para la televisión de Rosario, Santa Fe, en la que disparó munición gruesa contra el ex jefe de Gabinete, Anibal Fernández. 

A la vez que reconoció haber mantenido una reunión con Marcelo D'Alessio, Elisa Carrió dijo que Anibal Fernández y el falso agente involucrado en el "Stornelli Gate" trabajan juntos para tirar abajo la causa de los Cuadernos y que ella "anticipó la operación", y por ello "me quieren matar", dijo Carrió. 

"Había que defender la causa de los cuadernos, me quieren cocinar. Ahora aumentamos la custodia, yo voy a tener más custodia que...", tiró la diputada por Cambiemos. 

Más adelante, continuó lanzando munición gruesa contra Anibal Fernández, a quien volvió a acusar de querer "tapar el triple crimen de General Rodríguez", junto al fiscal de Mercedes, Juan Bidone, quien está suspendido en sus funciones. 

A su vez, cabe aclarar que Fernández apareció mencionado semanas atrás en la declaración que por unas ocho horas realizó el fiscal Bidone ante el juez Ramos Padilla, en el marco de la causa que investiga una red de aprietes y extorsiones que involucran al fiscal de la "Causa de los Cuadernos", Carlos Stornelli, el periodista del Grupo Clarín, Daniel Santoro, y la propia Carrió, entre otros. 

En relación a lo dicho por Carrió, Bidone aseguró que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) le “infiltró” a Marcelo D’Alessio con un objetivo: direccionar la causa de tráfico de efedrina -que el propio Bidone tenía a su cargo-, contra Aníbal Fernández. “D´Alessio insistía que involucrara en los hechos del tráfico ilegal de efedrina a Aníbal Fernández por un pedido de (Elisa) Carrió”, declaró Bidone.

Tras los dichos del fiscal involucrado en el Stornelli Gate, el propio ex funcionario de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner aseguró que actuará como querellante.