"¿Está mal que el gobierno y la oposición dialoguemos sobre un tema tan importante como una elección en el marco de una pandemia?", se preguntó el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, en un hilo de tuits adelantando que concurrirá al Congreso la semana que viene para escuchar la posición de todos los bloques respecto al posible cambio de fecha de las elecciones 2021.

Ocurre que, sobre todo las PASO, caen en pleno invierno en lo que se supone será el pico máximo de la segunda ola de coronavirus. En ese sentido, se analiza suspender o postergar esa elección primaria. Luego, la elección legislativa definitiva cae en octubre, en una fecha más amigable por la cuestión climática.  

"En ese contexto, sugerí acercarme al Congreso para escuchar la posición de todos los bloques respecto a las PASO, ya que es el ámbito natural para discutirlo. Acordamos seguir dialogando. Reafirmamos nuestra predisposición para el diálogo y construir acuerdos", insistió De Pedro en sus redes sociales. 

 

Wado de Pedro 🇦🇷 on Twitter

 

Por su parte, sectores del duro del ultramacrismo aseguraron que no quieren ninguna negociación con el gobierno nacional y menos aún aceptan un cambio electoral. Sin embargo, la situación es diferente entre otros sectores de Juntos por el Cambio, mucho más sensatos al momento de pensar las relaciones con el oficialismo.